01 Abr

¿Estas a dieta y subes de peso?

Uno de los problemas más graves debido a la sociedad actual y sus patrones, es el hacer siempre dieta, pero esta ya no nos hace disminuir, por el contrario des balancea nuestro organismo sin reducir más la grasa, desacelera nuestro metabolismo y lo más grave: nos hace retener líquidos. ¿Como reconocer el problema a tiempo? Los nutricionistas te aclaran sobre el tema, antes que sea tarde.

La gran mayoría de las personas ha experimentado el hecho de hacer dietas una y otra vez sin tener resultados, cuando este proceso se repite demasiadas veces, se produce un click en el organismo que altera de manera significativa nuestras vidas y es el hecho de condenarnos a vivir siempre haciendo dietas porque tenemos la sensación de estar hinchados, o que no bajamos de peso, entonces exageramos mas en nuestra dieta, pero como no mantenemos el equilibrio correspondiente entre nutrientes se produce el efecto inverso: estamos en dieta pero empezamos a engordar.

Muchas veces se puede tratar de retención de líquidos, tal vez metabolismo estancado o simplemente rompimos la barrera del equilibrio y ahora el organismo almacena todo tipo de alimento convirtiendo todo inmediatamente en grasa.

La solución y la explicación a este problema es muy sencillo. Para empezar solo es importante reconocer si estamos cometiendo algún error en cuanto a nuestra alimentación.

Uno de los principales errores es hacer dietas sin considerar el equilibrio entre los nutrientes. Las dietas deben de tener un equilibrio no solo entre grasas, proteínas y carbohidratos, también lo debe guardar entre vitaminas y minerales. Estos en las proporciones adecuadas evitan que nuestro metabolismo cambie.

El metabolismo cambia radicalmente cuando consumimos alimentos sobretodo harinas o solamente carnes, (muchas de las personas lo hacen cuando comen fuera de casa) es aquí cuando el cuerpo piensa que está en periodo de ayuno y da la orden de almacenar todo lo que entre en la digestión lo más rápido posible ya que no se sabe cuándo volverá a recibir los nutrientes adecuados, entonces la cadena que utiliza la fase de quema de combustible ya no lo hace normalmente, este toma la vía las larga para transformarse en energía, si a esto le añadimos que a veces nos saltamos una comida y a la siguiente nos embutimos llega un momento tal de desequilibrio que nuestro cuerpo altera muchas de las vías normales de quema de energía y empieza a utilizar nuestros músculos como fuente de energía. Es en esta etapa donde empezamos a retener líquidos, a pesar de comer poca sal, de estar en dieta y de hacer ejercicios no bajamos de peso. El único motivo es que ya alteramos todas las funciones metabólicas.

Muchas personas se quedan en esta etapa y por ese motivo pasan toda la vida haciendo dietas sin tener resultados largos o sostenibles en el tiempo.

La mejor forma de hacer una dieta de reducción es manteniendo un equilibrio en las preparaciones de manera tal que no falta ningún nutriente, pero que la cantidad de calorías sea menor que las calorías que se gastan. Este es un arte que es muy fácil de aprender si se conocen las principales reglas.

En Herbalife tienes la ventaja de contar con la asistencia nutricional de dietistas especializados en el tema, los cuales gustosos te orientarán hacia una alimentación de reducción totalmente equilibrada, a parte cuentas con el programa Rápido Comienzo el cual te brinda dietas que puedes manejar a tu gusto, todas ellas saludables y a tu gusto para que el hecho de estar en dieta no sea sinónimo de sacrificio.

29 May

La Importancia de la Figura

Por  David Heber, M.D., Ph.D., F.A.C.P., F.A.C.N.
Presidente del Grupo Consultor de Nutrición y del Grupo Científico de Herbalife

¿Cuál es su figura?

 

Usted puede pensar que lo sabe cuando se mira en el espejo, o tal vez puede estar demasiado ocupado(a) tratando de cubrir esas áreas fuera de forma para en realidad verse a sí mismo(a) como es. ¿Sabe cuánta grasa está cargando, comparada con cuánto músculo? ¿Sabe en dónde tiende usted a ganar peso–en la parte de arriba del cuerpo, en la de abajo o en la mitad? Hasta que sepa las respuestas a estas preguntas usted no está listo(a) para hacer un plan personal de pérdida y mantenimiento de peso. Entender a su cuerpo es el primer paso para alcanzar su mejor forma personal. Como alguien que enseña tanto a doctores como al público sobre la obesidad, creo que la pérdida de peso ha sido sobre valorada y la figura del cuerpo menospreciada. Usted ha leído probablemente sobre el Índice de Masa Corporal (BMI), el cual es el índice de relación entre el peso y la altura. Si su BMI es mayor a 25, se considera sobrepeso en los E.U.A, y si es mayor de 30, se considera obesidad. Este índice ha sido una poderosa herramienta para que los científicos documenten la epidemia de obesidad en este país y sus efectos en la salud y enfermedad. Sin embargo, cuando llega a usted como individuo, puede ser motivo de confusión. Un jugador de football americano puede considerarse con sobrepeso en la escala BMI, pero si el peso extra es músculo, en realidad él no está gordo. Una mujer delgada puede tener un BMI normal y aún así tener grasa de más. Entonces, la figura importa.

 

Las figuras son personales y van más allá de la típica manzana y la pera. Las mujeres pueden tener tres típicas figuras de cuerpo–gordura en la parte superior, en la parte inferior o en ambas. Los hombres usualmente sólo engordan de la parte superior. La parte superior del cuerpo acumula grasa en tiempos de estrés y algunas personas pueden perder o ganar peso con mucha rapidez en esta parte. La gordura en la parte inferior del cuerpo de las mujeres responde a las hormonas femeninas como el estrógeno y la progesterona, y acumula grasa cuando se amamanta a un recién nacido. Las mujeres que tienen sobrepeso tanto arriba como abajo lo perderán primero de la parte superior. Las mujeres con más grasa en la parte superior del cuerpo tienden a tener más músculo que las mujeres con más grasa en la parte inferior, y necesitarán más proteínas en su dieta para ayudar a controlar su

hambre. Perder peso es más difícil si usted tiene sobrepeso en la parte inferior, pero los beneficios médicos de perder su sobrepeso en la parte superior del cuerpo son mejores. Perder peso alrededor del cuello, la cara, el pecho y la cintura usualmente viene acompañado de una pérdida de grasa en el interior también. Así que mientras se ve mejor, también está mejorando su salud tremendamente.

 

Finalmente, hay dos figuras de cuerpo más a considerar: La figura que usted puede cambiar y la figura que no puede cambiar. Es importante saber la diferencia y trabajar sobre la figura que sí pueden cambiar, mientras ajusta su guardarropa y actitudes a la figura que no puede cambiar. Debido a un metabolismo lento, muchas mujeres con grasa en la parte inferior del cuerpo no pueden perder peso con tan sólo reducir el consumo de calorías. Estas células de grasa en la parte inferior son resistentes tanto al ejercicio como a la dieta. Sólo un programa personalizado puede ayudarle a asegurarse que usted obtiene suficientes proteínas para controlar los antojos y construir o mantener la masa muscular.

08 Mar

Consejos prácticos sobre nutrición y belleza

Estos artículos están en formato PDF y requieren del Acrobat Reader™ para poder visualizarlos correctamente. Descárguelo gratuitamente pulsando el botón Descargar GRATIS Acrobat Reader
 
 ¡Empieza hoy a mimar tu estómago! – Enero 2007  
 ¡Los secretos de la comida saludable!– Diciembre 2006 
 Fabulosa mezcla nutricional para batidos Formula 1 – Noviembre 2006 
 Protege tu piel este invierno con NouriFusion – Octubre 2006 
 Formas sencillas de incorporar pautas saludables a tu vida – Septiembre 2006
 ¡El poder de la fibra! – Agosto 2006
 ¡Es la temporada de Picnic! – Julio 2006
 Comer bien, comer verduras frescas cada día – Junio 2006
 El poder de cinco piezas de fruta al día – Mayo 2006
 ¿Qué programa se adapta mejor a tu ritmo de vida? – Abril 2006
 Preguntas y respuestas sobre salud y nutrición – Marzo 2006
 Menos cantidad y mayor calidad en nuestra alimentación – Febrero 2006
 Calendario Herbalife 2006 – Enero 2006
 Cuestionario sobre bienestar: ¿Estás saludable? – Diciembre 2005
 Disfruta de las Navidades y evita esos centímetros de más – Noviembre 2005
 Herbalife con el deporte: Triatlón de Londres 2005 – Octubre 2005
 ¿Te enloquece el chocolate? Haz diferentes tus picoteos – Septiembre 2005
 Ponte en forma al sol: consejos para cuando hace calor – Agosto 2005
 Cómo asistir a las fiestas y no tener que decir "no" – Julio 2005
 Hombres saludables: polvo de proteínas y músculos magníficos – Junio 2005
 Consejos para la época prevacacional – Mayo 2005
 Ponte en forma en primavera – Abril 2005
 Cómo "sobrevivir" a los cambios estacionales – Marzo 2005
 Manténte motivado para controlar tu peso en invierno – Febrero 2005
 Haz que 2005 sea sensacional con ShapeWorks™ – Enero 2005
 Cambiando a ShapeWorks™ – Diciembre 2004
 El estilo de vida ShapeWorks™: proteínas personalizadas – Noviembre 2004
 Guía para saber qué comer y qué no – Octubre 2004
 Comer fuera de casa sin preocupaciones – Septiembre 2004
 Ejercicios al sol: quemar grasas saludablemente – Agosto 2004
 La dieta colorista: sácale partido a frutas y verduras – Julio 2004
 El poder de las proteínas – Junio 2004
 Llega el verano… ¡es hora de prepararse! – Mayo 2004
 Dale a tu cuerpo lo mejor – Abril 2004
 Normas para cuidar tu piel (2ª parte) – Marzo 2004
 Normas para cuidar tu piel (1ª parte) – Febrero 2004
 El programa de control de peso Fórmula 1 – Enero 2004
 Saca el máximo partido de las fiestas de Navidad – Diciembre 2003
 Actividades de invierno para mantenerte en forma – Noviembre 2003
 Guía otoño-invierno para el control de peso – Octubre 2003
 El futuro de la comida – Septiembre 2003
 Sobrepeso: una grave amenaza a la salud – Agosto 2003
 Minimiza el estrés en tu vida: aprende a relajarte – Julio 2003
 Cuida y mima tu piel desde dentro y por fuera – Junio 2003
 Hidratación: el agua y tu salud – Mayo 2003
 ¿Envejeces rápido? Claves y trucos antienvejecimiento – Abril 2003
 Polvo de suplemento de proteínas: preguntas más frecuentes – Marzo 2003
 Cómo usar los programas de control de peso de Herbalife – Febrero 2003
 Crea tu propio plan de bienestar para el resto de tu vida – Enero 2003
 Optimiza la absorción de nutrientes – Diciembre 2002
 ¡Manténte en forma! Pierde grasa y gana músculo – Noviembre 2002
 Responde al hambre adecuadamente – Octubre 2002
 Aliméntate de forma sana: somos lo que comemos – Septiembre 2002
 
Los artículos publicados son © Herbalife International de España S.A.
05 Mar

La obesidad alcanza proporciones de epidemia

Los cómodos alimentos elaborados con frecuencia tienen un alto contenido en grasas y sal

Resulta evidente que con el aumento de los niveles de obesidad en la mayoría de los países, las compañías de salud y nutrición tienen un papel mucho más importante que desempeñar a la hora de ayudar a la gente a mejorar su salud. Como leerás a continuación, animar a que la gente tome una dieta equilibrada, consiga un peso saludable y haga ejercicio tiene numerosas ventajas que van más allá de la salud. El documento ‘Las 10 cosas que necesitas saber sobre la obesidad’ publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Oficina Regional para Europa, destaca las causas y efectos de la epidemia de obesidad actual e identifica los métodos existentes para mejorar la salud pública. Puedes acceder al documento completo en: http://www.euro.who.int/obesity, pero a continuación se incluyen los puntos más importantes.

‘La obesidad en Europa ha alcanzado proporciones de epidemia. Las cifras relativas a la obesidad se han triplicado en las dos últimas décadas; en la actualidad, entre el 30% y el 80% de los adultos padecen sobrepeso en la mayoría de los países.’

 

Los peligros de la obesidad

 La obesidad es el resultado del aumento no deseado de peso que se produce cuando la gente come más de lo que pueden quemar a través del ejercicio físico. La población obesa tiene mayor riesgo de desarrollar determinadas enfermedades como la diabetes, enfermedades coronarias y determinados tipos de cáncer.

La obesidad se calcula a través del índice de masa corporal (IMC): el peso corporal expresado en kilogramos, dividido por el cuadrado de la altura de una persona en metros: ej. 1,6m x 1,6m = 2,56, 65kg/2.56 = IMC de 25,39. En el caso de los adultos, un IMC de entre 18,5 y 24,9 se considera saludable. Un IMC de 25 en adelante, se considera sobrepeso; 30 o por encima de 30 se considera obesidad. A continuación se facilita un cuadro del IMC.

 

Coste para la sociedad

 El coste que la obesidad le supone a la sociedad resulta muy elevado. Hasta un 6% de los costes sanitarios en Región Europea de la OMS (formada por 53 estados miembros dentro de Europa*) se debe a la obesidad en adultos. Además, existen otros costes como la pérdida de vidas y de productividad debido a los días de ausencia en el trabajo.  

Múltiples causas

 Muchas de las causas que se esconden detrás de la epidemia de la obesidad se producen simplemente debido a la sociedad moderna – por ejemplo: gente que depende del coche para los distintos trayectos, trabajos que conllevan permanecer sentados delante de un ordenador y una dependencia de los cómodos alimentos elaborados que, normalmente, tienen un alto contenido en grasa, sal o azúcar. Además, los hábitos alimenticios de las personas han cambiado con los años; no tomamos la cantidad suficiente de frutas y verduras nutritivas y saludables, y, sobre todo, cuánta más comida hay, más comemos.  

Hagamos ejercicio

 ¡En Europa Occidental, al menos dos tercios de los adultos no hacen el ejercicio suficiente. La sociedad moderna en que vivimos – en casa, en el colegio, en el trabajo, cuando viajamos – con frecuencia nos limita a la hora de hacer ejercicio y la dependencia de los coches (en lugar de optar por ir caminando) no ayuda a facilitar la situación!

‘Investigaciones recientes en Dinamarca y el Reino Unido reflejan que el ejercicio físico moderado y regular puede prolongar la vida de una persona entre 3 y 5 años.’

 

Algunas soluciones posibles…

 Son necesarias iniciativas por parte del Gobierno para ayudar a combatir la epidemia de obesidad. Se deberían fomentar oportunidades para realizar ejercicio físico en la vida cotidiana, así como opciones alimenticias saludables, que deberían ponerse a disposición de toda la población. ¡Fomentar un estilo de vida activo y saludable nunca ha sido más importante! * Accediendo a http://www.who.int/es/ podrás consultar la lista de los estados miembros.