05 Mar

La obesidad alcanza proporciones de epidemia

Los cómodos alimentos elaborados con frecuencia tienen un alto contenido en grasas y sal

Resulta evidente que con el aumento de los niveles de obesidad en la mayoría de los países, las compañías de salud y nutrición tienen un papel mucho más importante que desempeñar a la hora de ayudar a la gente a mejorar su salud. Como leerás a continuación, animar a que la gente tome una dieta equilibrada, consiga un peso saludable y haga ejercicio tiene numerosas ventajas que van más allá de la salud. El documento ‘Las 10 cosas que necesitas saber sobre la obesidad’ publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Oficina Regional para Europa, destaca las causas y efectos de la epidemia de obesidad actual e identifica los métodos existentes para mejorar la salud pública. Puedes acceder al documento completo en: http://www.euro.who.int/obesity, pero a continuación se incluyen los puntos más importantes.

‘La obesidad en Europa ha alcanzado proporciones de epidemia. Las cifras relativas a la obesidad se han triplicado en las dos últimas décadas; en la actualidad, entre el 30% y el 80% de los adultos padecen sobrepeso en la mayoría de los países.’

 

Los peligros de la obesidad

 La obesidad es el resultado del aumento no deseado de peso que se produce cuando la gente come más de lo que pueden quemar a través del ejercicio físico. La población obesa tiene mayor riesgo de desarrollar determinadas enfermedades como la diabetes, enfermedades coronarias y determinados tipos de cáncer.

La obesidad se calcula a través del índice de masa corporal (IMC): el peso corporal expresado en kilogramos, dividido por el cuadrado de la altura de una persona en metros: ej. 1,6m x 1,6m = 2,56, 65kg/2.56 = IMC de 25,39. En el caso de los adultos, un IMC de entre 18,5 y 24,9 se considera saludable. Un IMC de 25 en adelante, se considera sobrepeso; 30 o por encima de 30 se considera obesidad. A continuación se facilita un cuadro del IMC.

 

Coste para la sociedad

 El coste que la obesidad le supone a la sociedad resulta muy elevado. Hasta un 6% de los costes sanitarios en Región Europea de la OMS (formada por 53 estados miembros dentro de Europa*) se debe a la obesidad en adultos. Además, existen otros costes como la pérdida de vidas y de productividad debido a los días de ausencia en el trabajo.  

Múltiples causas

 Muchas de las causas que se esconden detrás de la epidemia de la obesidad se producen simplemente debido a la sociedad moderna – por ejemplo: gente que depende del coche para los distintos trayectos, trabajos que conllevan permanecer sentados delante de un ordenador y una dependencia de los cómodos alimentos elaborados que, normalmente, tienen un alto contenido en grasa, sal o azúcar. Además, los hábitos alimenticios de las personas han cambiado con los años; no tomamos la cantidad suficiente de frutas y verduras nutritivas y saludables, y, sobre todo, cuánta más comida hay, más comemos.  

Hagamos ejercicio

 ¡En Europa Occidental, al menos dos tercios de los adultos no hacen el ejercicio suficiente. La sociedad moderna en que vivimos – en casa, en el colegio, en el trabajo, cuando viajamos – con frecuencia nos limita a la hora de hacer ejercicio y la dependencia de los coches (en lugar de optar por ir caminando) no ayuda a facilitar la situación!

‘Investigaciones recientes en Dinamarca y el Reino Unido reflejan que el ejercicio físico moderado y regular puede prolongar la vida de una persona entre 3 y 5 años.’

 

Algunas soluciones posibles…

 Son necesarias iniciativas por parte del Gobierno para ayudar a combatir la epidemia de obesidad. Se deberían fomentar oportunidades para realizar ejercicio físico en la vida cotidiana, así como opciones alimenticias saludables, que deberían ponerse a disposición de toda la población. ¡Fomentar un estilo de vida activo y saludable nunca ha sido más importante! * Accediendo a http://www.who.int/es/ podrás consultar la lista de los estados miembros.