09 Oct

Sexo tres veces por semana, la clave del proaging

Yo como cualquiera de ustedes quiero llegar a los 80 pareciéndome a mi misma, es decir, lucir real, y en lo posible divina. Digo en lo posible porque el “proaging” (disciplina preventiva, predictiva y regenerativa que estudia el envejecimiento en cada persona) que el mundo pondera con fanatismo en estos días, exige seguir a full ciertos mandamientos básicos. Además de tomar litros de agua, salir a la calle embadurnados en pantalla solar y no fumar ni flores, para parecer más joven hay que tener sexo tres veces por semana, coinciden los gerontólogos de todo el planeta.

Suena casi inalcanzable, a menos que estés casada….y con Superman (o con Rocco Siffredi!!!). Pero vale la pena enfocarse en esa meta, no solo por la cuota de diversión que procura sino porque es como hacerse un lifting gratisEl neuropsicólogo David Weeks, ex jefe de Psicología para la Tercera Edad del Hospital Real de Edimburgo (Escocia) que durante diez años estudió a 3500 individuos de distintas edades, comprobó que las personas de entre 40 y 50 años con apariencia más jovial eran aquellos que mantenían una media de tres encuentros por semana. La práctica periódica activa la circulación sanguínea, y gracias a bombeo de oxígeno se libera la hormona del crecimiento que ayuda a mantener la piel más elástica y luminosa, entre otros beneficios menos banales que la estética. Weeks sostiene que asegurarse la cuota de orgasmos semanales ayuda también a bajar el riesgo de mortalidad en un 50%: “la calidad de la vida sexual, en adultos mayores predice el estado de salud en general y el bienestar” concluyó en su investigación.

sexo para una piel tersa, tensa y fresca haolgirl420 via lovely

Volviendo a lo de la belleza, el sexo hace milagros, y no hace falta que te lo digan. Basta con mirarse al espejo el otro día. La sexóloga de Georgia (EEU), Gloria G. Bramer, sostenía años atrás en un artículo publicado en la revista realbeauty.com que “el orgasmo es una de las cosas más saludables que uno puede darse al día. Desde el punto de vista sexológico debería estar incluido en las rutinas diarias, como cepillarse los dientes o lavarse el pelo”. El oxigeno extra que genera la actividad amatoria permite eliminar toxinas y aumentar la producción de colágeno, lo que evita la flacidez, las arrugas y las manchas tan temidas. Además, transpirar durante el ejercicio provoca una limpieza facial automática, barriendo con las impurezas de la superficie cutánea. Ni hablar de bien que le hace al pelo, a las uñas y a los dientes.

La ciencia le está dando mucha relevancia al sexo como factor de bienestar mental y físico. Y viendo la apariencia de algunas mujeres de 80 que ahora son iconos de moda, no cabe duda que esa vitalidad es fruto de la dieta equilibrada pero también de una buena cama. Ídem el caso del gurú turco del yoga, Kazim Gürbüz, que a los 95 años está hecho un pibe de 50. En fin, vamos por el resto de la cuota….

 

 

Fuente: blogs.lanacion.com.ar